ANGELUS CASUS, SIVE ILLIC MANETE

septiembre 11, 2006 at 6:12 pm Deja un comentario

Recien finalizado el verano y cuando apenas hemos entrado en el otoño, cuando algunas hojas todavía conservan su verdor y otras ya han teñido de ocre, llega la festividad de San Miguel. A falta de un día para terminar el mes de septiembre festejamos a ese Arcángel, que junto con Rafael y Gabriel tienen la terminación “el” Ángel de ángeles, es el destinado a combatir con el archienemigo de Dios, El Diablo. Cuenta la Biblia en su último libro, el Apocalipsis, que entrablada guerra por la supremacía en los cielos en la que luchan los ejércitos del bien contra los del mal, la resolución del conflicto se resuelve arrojando al demonio junto con sus hordas a la tierra, Allí, por aquí, campa a sus anchas y es libre de efectuar cuanto mal esté a su alcance. Miles de personas, diferentes confesiones, creen este suceso, por lo que en el caso de creerlo, seguramente es una buena razón para celebrar el triunfo del bien y por ende el de Miguel. Eso sí, el triunfo del bien sobre el mal a costa de perjudicar a los seres humanos, expuestos a la virulencia del infame individuo. ¡Pobre Diablo! Siempre en boca de todos y culpable de todos los males de la humanidad. Que conveniente resulta tener siempre a mano a algún personaje a quien cargarle como se dice familiarmente “el muerto”. Si sucumbimos a nuestras debilidades no es por falta de voluntad de nuestra parte, es más bien que el poder de persuasión nos hace caer en la tentación <o quizás oramos con poca fe> No me extraña que harto de cargar con los erores de todos, justos y pecadores, después de verse obligado a exiliarse, escogiera un hermoso rincón del planeta Tierra para instalarse y desde allí observar la estúpidez y falta de escrúpulos del género humano, que es un lobo para sí mismo, pero necesitado de un chivo expiatorio. No me sorprende que buscara, y lo hallara, ese rincón en el Parque del Retiro de Madrid.

Si nos perdemos pasenado por tan hermoso lugar terminaremos dándonos de bruces con la estatua del ángel caído. Hermosa escultura en contorsionada pose al pie de sus servidores que expulsan agua para calmar las altas temperaturas del estío madrileño, mostrando su gran belleza por la que es llamado querubín de oro.

Allí sería fácil, si prestamos atención, escuchar las notas de esa canción a él dedicada y cantada por Ana Belén que dice algo como: harto de ser despreciado por todos decidió poner fin a este asunto con el más endemoniado sabotaje… y ahora qué, y ahora qué que vais a hace sin el chivo… Melodía que cala hondo enla memoria de uno y hace que mientras se aleja de tan singular estatua le dé la razón tarareando eso de.. y ahora qué, y vais hacer sin el chivo

Entry filed under: Madrid. Tags: .

Sant Andreu del Palomar Cuando en España se pone el sol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


septiembre 2006
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Comentarios recientes

emilio on La Rambla del Poblenou
Agustí on La Rambla del Poblenou
Ramon on La Rambla del Poblenou
Neus Cabanes Masip on Sant Andreu del Palomar
Eduard Martinez Albu… on Sant Andreu del Palomar

Blog Stats

  • 420,107 hits

Nos leen desde…

Feeds


A %d blogueros les gusta esto: