“Un Lorca de ojos rasgados”

septiembre 22, 2006 at 2:42 pm 2 comentarios

Momento de la representación de “El amor de Don Perlimplim”

 

 

 

En el día de ayer asistimos a una representación en el teatro de la Abadía, en Madrid, de “El amor de Don Perlimpim” por la compañía japones Ksec-Act. A priori, descontando el efecto sorpresa y novedoso de ver a uno de los más conocidos autores españoles en la lengua del país del sol naciente, la obra en si misma, por caduca, poco aporta. Sin embargo, la sorpresa fue mayúscula. ¡Qué bien casa oriente con occidente! El colorismo del vestuario y la gesticulación de los actores japoneses nos trasladan al corazón mismo de Andalucía o ¿será que el sur de España yace al pie del monte Fujiyama? Se inicia la obra un mar embravecido, cuyas olas están representadas por una enorme hoja de papel de periódico y con el griterío de las gaviotas sobrevoáandolo. Sigue después representándose la obra en una habitación de una sencillez escenográficamente aplastante, tal y como se muestra en la fotografía que encabeza el post, una habitación a modo de cuadrilátero, donde cada uno de los personajes lucha y se esfuerza por alcanzar el triunfo de modo que a ninguno de ellos se le permite actuar fuera de él. Solo en el último momento cuando irrumpe la muerte, se le concede a uno de ellos abandonarlo para morir. ¿Será que lo único real de esta vida es la muerte y toda nuestra vida es como una obra de teatro en la que cada uno representa su papel con mayor o menor fortuna?

Decíamos de la gesticulación de los actores, que en muchos casos nos recuerda a la del tradicional teatro Nô, consistente en movimientos rápidos y contenidos <en algunos momentos Perlimplim recuerda a una mantis religiosa a punto de comerse a su pareja> mientras que otras ocasiones se vuelven al modo de los autómatas de cuerda. Y también hablábamos del colorismo, pero no solo del vestuario, habría que añadir también el maquillaje empleado muy oriental.

El resultado final para quien suscribe estas líneas fue altamente satisfactorio, 95 minutos de buen teatro, puesto al alcance de todos los amantes del arte de Talía. Eso sí, atrevidos y dispuestos a experimentar nuevas sensaciones.

Entry filed under: teatro. Tags: .

MIRADA La venganza de los padres.

2 comentarios Add your own

  • 1. eldoctorhache  |  septiembre 22, 2006 a las 7:53 pm

    Suscribo al 100% lo que dices. Fue una hermosa experiencia.

    Responder
  • 2. sombraschinescas  |  septiembre 23, 2006 a las 8:17 am

    Si es que a veces hasta tengo buenas ideas…. ja ja

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


septiembre 2006
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Comentarios recientes

emilio on La Rambla del Poblenou
Agustí on La Rambla del Poblenou
Ramon on La Rambla del Poblenou
Neus Cabanes Masip on Sant Andreu del Palomar
Eduard Martinez Albu… on Sant Andreu del Palomar

Blog Stats

  • 420,046 hits

Nos leen desde…

Feeds


A %d blogueros les gusta esto: