El respeto del amor

octubre 29, 2006 at 11:38 am 4 comentarios

-La religion juive insiste sur le respect, la chrétienne sus l’amour. Or je m’interroge: le respect n’est-il pas plus fondamental que l’amour? Et plus réalisable aussi… Aimer mon ennemi, comme le porpose Jésus, et tendre l’autre jour, je trouve ça admirable mais impraticalbe. Surtout en ce moment. Tu trendrais ton autre joue à Hitler, toi?

-Jamais!

-Moi non plus! Il es vrai que je ne sus pas digne de Christ. Ma vie entière ne me suffira pas pour l’imiter… Cependant l’amour peut-il être un devoir? Peut-on commander à son coeur? Je ne le crois pas. Selon les grands rabbins, le respect est supérieur a l’amour. Il est une obligation continue. Ça me semble possible. Je peux respecter ceus que je n’aime pas o ceux qui m’indiffèrent. Mais les aimer? D’ailleur, ai-je autant besoin de les aimer si je les respect? C’est difficile, l’amour, on ne peut ni le provoquer, ni le contrôler, ni le contraindre a durer. Alors que le respect…

“L’enfant de Noé”

Eric Emmanuel Schmitt

(traducción al final del artículo)

 

 

 

Después de leer este párrafo no pude por menos que volver hacia atrás y de nuevo volver a leerlo. ¿La razón? Esa sepracion o disyuntiva entre el amor y el respeto, en algunas ocasiones ha sido planteada en conversaciones entre amigos. En esta ocasión se añade un factor nuevo: El punto de vista religioso.

El judaísmo profundiza sobre le respeto, mientras que el cristianismo en el amor. No puede dejar de venirnos a la mente la tan mencionada opinión sobre el Dios vengativo y cruel del Antiguo Testamento y el Dios de amor del Nuevo Testamento, esta última representada por esa frase de “poner la otra mejilla”.

La cuestión a dirimir es la siguiente ¿qué es más importante el amor o el respeto?

Se ha dicho que el amor es el motor que mueve al mundo, y sin duda alguna así es. Desde la más temprana infancia, de hecho desde que nacemos, necesitamos amor, deseamos el amor de nuestros padres y ellos a su vez el nuestro. Ellos nos inquieren con esa pregunta de si los queremos o la chantajista de a quien queremos más si a papá o mamá.

Y de igual manera, que una piedra que cae en un estanque va abriendo a su alrededor ondas concéntricas,

gota1.jpg

conforme vamos creciendo y abriendo nuestros circulos de conocidos, aprendemos a querer y deseamos ser queridos. Amigos de la infancia, de la adolescencia, hasta llegar a quien será nuestra pareja.

Necesitamos amar; como seres humanos tenemos la necesidad inherente de encontrar individuos capaces de ser receptores de nuestro amor y afecto.

La religión lo sublima, lo enmarca hacia lo divino.

Se podría hablar mucho sobre el amor -el deseo, la necesidad, la capacidad, la manera-, pero no es el hoy el caso, pues aún no queda el otro aspecto del planteamiento: El respeto.

Hoy se habla, demasiado incluso, sobre el respeto, a los animales, a las plantas -a los seres vivos-, a las ideas, a las minorias … No obstante hay un pequeño matiz que a menudo se pasa por alto, pienso yo, el respecto no se puede exigir, se debe ganar. Solo en las dictaduras, el tirano, se cree con el derecho de reclamar el respeto del pueblo. Se autoriza a exigirlo, cuando sus obras y hechos andan en el camino diametralmente opuesto. Afortunamente en las democracias, aunque gobiernen mal (Ejemplo España)los dirigentes no se adjudican ese derecho.

Así un padre o madre debe ganarse el respeto de su hijo, las parejas mutuamente, el trabajador el de su patrón y viceversa. Estamos convencidos que es una tarea laboriosa y a menudo fácil de perder esa de ganarse el respeto.

Podemos amar por que la ley natural nos inclina a ello, podemos amar por ser un sentimiento hasta cierto punto irracional , pero no sucede lo mismo con el respeto.

¿Pero se puede amar sin respetar o respetar sin amar?

Creo, verdaderamente, que tanto uno como lo otro estan tran profundamente entrelazados, que es muy difícil separarlos. Si no hay amor no se puede respetar y si no se respeta no puede haber amor. ¿Pero cual de los dos pondríamos el primero en una escala de valores?

De esta manera tanto, si creemos claro, aceptaremos que tanto el judaísmo como el cristianismo tienen razón, y haciéndolo más extensivo en todas las relaciones debería haber amor y respeto. El porcentaje es lo que está por determinar.

Me atrevería a aventurar como conclusión:

El amor por locura -el corazón-, el respeto por lógica -la mente-

La religión judia insiste en el respeto, la cristiana en el amor. Pero yo me pregunto: ¿el respeto no es más fundamental que el amor? Y más realizable también… Amar a mi enemigo, como lo propugna Jesús, y presentar la otra mejilla, lo encuentro admirable pero difícil de prácticar. Sobre todo en este momento. Pondrías tu la otra mejilla a Hitler? -¡Jamás!. -¡Yo tampoco! Es cierto que no soy digno de Cristo. Mi vida entera no me bastará para imitarlo… sin embargo el amor ¿puede ser un deber? ¿Puede uno mandar a su corazón? No lo creo. Según los grandes rabinos, el respeto es superior al amor. Él es una obligación continua. Eso me parece imposible. Yo puedo respetar a lo que no amo o me son indiferentes. Pero ¿amarlos? Por otra parte, ¿tengo necesidad de amarlos si los respeto? Es difícil, al amor no lo podemos obligar, ni controlar, ni obligarlo a durar. Mientras que el respeto…

(Traducción propia)

 

 

Entry filed under: citas. Tags: .

ESC Eurovision Song Contest ¿Dirección?

4 comentarios Add your own

  • 1. edson  |  noviembre 11, 2006 a las 11:24 pm

    el amor es frajil como petalos de flor pero fuerte como una roca .

    edson franco p.

    Responder
  • 2. sombraschinescas  |  noviembre 12, 2006 a las 8:49 am

    Es posible que sea la misma fragilidad de la que está hecha que permita al mismo tiempo ser fuerte.
    Edson, gracias por tu opinióm. Un abrazo

    Responder
  • 3. Carlos Valero  |  febrero 14, 2009 a las 1:15 am

    Interesante reflexión, pero no creo que el respeto y el amor sean en absoluto divisibles en un plano superior, quiero decir; soy incapaz de no amar cuando respeto, De la misma manera, el amor que siento lleva consigo su propio respeto.
    Cuando respeto a una persona y si soy sincero conmigo mismo, descubro que la admiro aunque sólo sea de forma relativa, es decir; soy capaz de reconocer sus virtudes o al menos su dignidad, (es imposible realmente respetar sinceramente sin sentir que el otro tiene dignidad, alguna clase de valor como persona). Cuando respeto de veras a alguien, empieza alguna forma de amor aunque me pese.
    La percepción del valor-dignidad de una persona es indispensable para que tengan lugar un sincero respeto o el amor. El amor y el respeto son siempre personales, ya que ambos sentimientos tienen como principal resultado la consideración de la persona particular, es elevar al otro a la condición verdadera de “PERSONA”, según nuestros propios criterios.
    Hablamos de “conquistar” nuestro corazón o de “ganarse” nuestro respeto, el verbo a usar significa lo mismo.
    Siempre que damos valor a algo, lo incluimos entre aquellas cosas que nos importan y en la práctica resulta muy dificil respetar algo que no importa; la propia naturaleza de las cosas nos impulsa a no apreciarlo. Pero incluso un respeto distante y frio requiere energía; atención de no entrometerse, autodisciplina para no imponer nuestros propios valores, cesión de nuestros deseos e intereses particulares que puedan ser contrarios al otro, etc…
    Si consigues respetar de esa manera, entonces ya no hace falta que ames; no hay diferencia.
    Seamos francos; sólo podemos respetar sinceramente cuando pensamos que alguen o algo es válido, si no absoluta, al menos relativamente. El caso contrario es sólo un desprecio disimulado, y según mi experiencia es como una casa de barro; se lo lleva la primera tempestad.

    Responder
  • 4. iPhone porno  |  junio 24, 2013 a las 2:12 pm

    Die Frau verlor kein einziges Wort über den Vorfall, wahrscheinlich treibt sie das selbst häufig genug so.
    Wenn du die Telefon sex Ladys richtig anfeuerst und mit versautem Dirty Talk dazu bringst sich den erregten
    Kitzler zu wichsen, hast du schon gewonnen. Die Aushilfe soll derweil an diesem Penis reiben.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


octubre 2006
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Comentarios recientes

emilio on La Rambla del Poblenou
Agustí on La Rambla del Poblenou
Ramon on La Rambla del Poblenou
Neus Cabanes Masip on Sant Andreu del Palomar
Eduard Martinez Albu… on Sant Andreu del Palomar

Blog Stats

  • 420,107 hits

Nos leen desde…

Feeds


A %d blogueros les gusta esto: