Posesión

noviembre 11, 2006 at 10:24 pm 3 comentarios

masia.jpg

Avel.li: Tu ets més que la meva promesa, Noemia.

Noemia: Sóc més i no sóc tant. Ells no volen que en casi amb tu, i jo ja sóc teva, Avel.li. Vols sort més trista que la meva, que m’he anat a enamorar d’un que no té de viure a la meva terra, i he estat bojo d’estimar-lo tant abans de saber si podia ser el meu home?

Avel.li: Sóc teu com tu ets meva!

Noemia: Quan una noia estima boja un home, ell pot dir que és seva; una noia no pot dir mai que un home sigui seu.

“El gran Aleix”

Joan Puig i Ferreter

Avelino: Tu eres más que mi prometida, Noemia.

Noemia: Soy más y no soy tanto. Ellos no quieren que me case contigo, y yo ya soy tuya, Avelino.Quieres suerte más triste que la mía, me ido a enamorar de quien no va a vivir en mi tierra, y ¿he estado tan loca de amarlo antes de saber si podría ser mi hombre?

Avelino: ¡Soy tuyo como tu eres mía!

Noemia: Cuando una muchacha ama como loca a un hombre, él pude decir que se suya; una muchacha no puede decir nunca que un hombre sea suyo.

“El gran Alejo”

Joan Puig i Ferreter

Parte de este diálogo pertenece a la obra supracitada. El ambiente en el que se desarrolla la obra, corresponde a la Cataluña, y por extensión a la mayor parte de la sociedad de finales del siglo XIX y principios del XX.

Me ha llamado poderosamente la antención las palabras de la protagonista femenina de la obra. ¿Por qué ocurre que la idea de posesión por parte del hombre sobre la mujer, persista todavía hoy? Es un concepto machista de la sociedad, totalmente. El género masculino, posee, literal y figuradamente a la mujer. Tanto por sexo como por actitud. ¿Nos suena aquello de “la maté por que era mía?

Si sucede el caso contrario, se dice que el hombre es un calzonazos, que está dominado por la mujer y en esta sociedad machista es un oprobio.

Lamentablemente, hombres y mujeres, no saben vivir en paridad, igualdad, de condiciones. Como apunté en otra ocasión, solo la madre naturaleza, debería establecer los límites que entre algunos hombres y algunas mujeres existen.

El termino posesión, poseer, puede ser a la vez denostable como apreciable. Cuando la posesión significa sometimiento y acatar sin derecho a réplica la voz del otro, no es más que esclavitud. Cuando ser poseído, significa recibri la atención que cualquiera de nosotros dispensa a lo que ama y aprecia. Mimo y protección, ¡bienvenida sea!

Sólo que hoy por hoy, sigue vigente las palabras de Noemia. El hombre, el macho, y junto con él la sociedad, se cree amo de la mujer, y ésta, por acatar la corriente de la misma sociedad, se deja sujetar. En la inmensa mayoría de los casos, pobre de ellas si no lo hace. ¿A cuántas ascienden ya las mujeres asesinadas por su pareja?

¡Hasta cuándo seguiremos con esa estúpida, arcaica y desfasada idea!

¡Hasta cuando nos quedaremos cruzados de brazos! ¡Hasta cuando seguiremos siendo una sociedad de hace un siglo!

Entry filed under: Barcelona, teatro. Tags: .

Tristeza El enigma del carpintero que tenía una voz de bajo profundo.

3 comentarios Add your own

  • 1. pamira  |  noviembre 11, 2006 a las 11:34 pm

    Muy buen post, muy buen blog. Hasta cuándo… Quizás hasta que desde su infancia los niños vean en casa y en su entorno (incluyendo medios de comunicación, que tienen una grandísima importancia en la difusión de ideas y comportamientos) el respeto y la igualdad de trato de unas personas a otras sin importar su sexo, el que este no sea excusa para la infravaloración y el control de unos sobre otros. La sociedad de hace un siglo de la que hablas en el post en cuanto a esa mentalidad no puede convivir con la del presente en otros temas, que es en la que muchas personas viven o intentan vivir. Todos somos responsables. Confiemos en que el cambio se vaya dando, aunque sea de forma lenta, aportando nuestro granito de arena en el día a día en forma de ejemplo. Saludos.

    Responder
  • 2. sombraschinescas  |  noviembre 12, 2006 a las 8:46 am

    Efectivamente, las ideas de la sociedad de hace un siglo no pueden convivir con las de nuestra sociedad actual, pero parece que hay gente que se empeña en perpetuarlas. Quiza no sea hoy ni mañana, pero si cada vez hay más gente concienzada al respecto podramos decir en plena justicia que cuando dos personas se quieren, se aman se poseen el uno al otro desde la libertad. Saludos.

    Responder
  • 3. eldoctorhache  |  noviembre 12, 2006 a las 9:18 am

    Muy sabia la distinción entre las dos modalidades de posesión. Siempre es bueno matizar, precisar, definir conceptos, más aún en esta época tan poco dada a hacerlo.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


noviembre 2006
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Comentarios recientes

emilio on La Rambla del Poblenou
Agustí on La Rambla del Poblenou
Ramon on La Rambla del Poblenou
Neus Cabanes Masip on Sant Andreu del Palomar
Eduard Martinez Albu… on Sant Andreu del Palomar

Blog Stats

  • 420,039 hits

Nos leen desde…

Feeds


A %d blogueros les gusta esto: