Lacoste

noviembre 12, 2006 at 8:54 pm 2 comentarios


“… Pero decirle que no olvide que para ser aceptado, no necesita ser igual..

“Via Dolorosa”

David Hare.

La obra de la que están tomadas la palabras arriba citadas, relata el viaje del dramaturgo D. Hare a Jerusalén, y trata de su visión sobre la problemática palestino-israelí. Recomiendo fervorosamente su lectura a todo quien desee encontrar una obra que le haga pensar y reflexionar. No es en absoluto maniquea, vaya eso por delante.

Pero a lo que íbamos. Nuestra sociedad, cataloga a las personas muchas veces por su vestimenta, tiende a crear multitudes homogéneas, todos vestidos igual, todos hablan igual.

Un acertijo: Media melena rubia, pendientes de perla, blusa camisera, foulard al cuello, falda por o justo debajo de la rodilla, mocasines, ¿pertenecen a? Pues eso.

Para mucha gente es necesario llevar un atuendo o adoptar las costumbre de cierto grupo social, pues de otro modo es posible que no sea aceptado dentro de ese circulo. Quienes más sufren por ese motivo, pienso, que son los jovenes. Su deseo de aceptación dentro de lo que son sus primeros amigos, en ocasiones les llevan, no solo a vestir y hablar y actuar de cierta manera, sino a tener que superar algunas pruebas de acceso auténticamente escalofriantes.

Lamentablemente, en sus caso, juega la inexperiencia y el no querer ser diferentes, por lo que de alguna manera, puede ser excusable. Pero ¿qué sucede con los adultos? Muchos de nosotros sabemos, cuando no hemos sido nosotros mismos, lo que hemos sucumbido a sindróme de “la marquitis” (vestir prendas de marca; lacoste, nike, adidas, etc. etc.), pues de otro modo no estamos “al loro” o no “pilotamos”. Pero no solo es la ropa, la que hace segregaciones, que podemos decir si no adoptamos ciertos “vicios” en el lenguaje o no hemos visto y leído aquello que está de moda o de la que todo el mundo habla. “¿Todavía no has visto/leído….?” ¡Cómo es posible!” Nos quedamos :-o) o casí.

Por lo tanto me ha gustado mucho esa frase, si deseamos que alguien nos acepte, por lo que somos, como somos, como hablamos, como pensamos, no será por que seamos un calco de ellos, sino más bien, por que aprecia lo que como individuos representamos. Nuestra particular idiosincrasia, nuestros rasgos que nos diferencia y que pueden aportar algo nuevo a cada una de la personas que nos rodean y nos frecuentan.

Y si no es el caso, busquemos algo mejor. Seguro que lo hay.

Entry filed under: citas, teatro. Tags: .

"Rajoles" ¿Piedras o ideas?

2 comentarios Add your own

  • 1. eldoctorhache  |  noviembre 12, 2006 a las 10:19 pm

    Completamente de acuerdo. Es la diversidad del otro lo que enriquece. Nada ver con el deseo de verse rodeado de supuestos clones.

    Responder
  • 2. sombraschinescas  |  noviembre 13, 2006 a las 6:27 pm

    Sabia que estarías de acuerdo. Cada uno es como es y debe ser aceptado así, si no la gente no es digna de él.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


noviembre 2006
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Comentarios recientes

emilio on La Rambla del Poblenou
Agustí on La Rambla del Poblenou
Ramon on La Rambla del Poblenou
Neus Cabanes Masip on Sant Andreu del Palomar
Eduard Martinez Albu… on Sant Andreu del Palomar

Blog Stats

  • 420,107 hits

Nos leen desde…

Feeds


A %d blogueros les gusta esto: