Un lazo violeta

noviembre 25, 2006 at 3:52 pm 2 comentarios

Hoy, 25 de noviembre, se celebra -contradictoria palabra- “El día internacional contra la violencia hacia las mujeres”. Parece que por fin hemos erradicado el término, tan incorrecto, de “violencia de género”. Hace ya algunos años, que en estas fechas, prendo en mi camisa un lazo violeta o morado. Este año no lo he hecho. ¿Razones? Empiezo a no verle el sentido. No, no censuréis antes de oirme. Estoy a favor de la igualdad entre los hombres y mujeres, en cualquiera que se el ámbito al que nos estemos refiriendo. Como dije en otra ocasión, las diferencias debe establecerlas la madre naturaleza, que es en definitiva quien nos ha dado origen. Pero, bajo estas campañas, me parece que solo hay palabrería y fachada. Es triste, pero es mi opinión, cualquiera que piense lo contario puede libremente comentarlo. ¿Mis razones para creerlo? En primer lugar, las víctimas no descienden si no que parece que van en aumento, y aún cuando se mantuvieran en el mismo número, ya sería una derrota para la sociedad. Las mujeres, no están a buen recaudo de sus parejas violentas, si no que siguen expuestas a ser golpeadas y asesinadas por ellos. De hecho parece que cada vez que se sabe de un caso, hay quien quiere emularlo. De manera que es un continuo suma y sigue. ¿Vivimos en una sociedad más violenta y agresiva cada vez? En mi opinión no cabe la menor duda que sí, y no pienso que sea un demagogo ¿Sucedía menos antes, pero ahora se da más publicidad? Tampoco lo creo. Hombres violentos, por machistas y prepotentes, siempre ha habido, pero… las mujeres aguantaban más. Sus escasas posibilidades de supervivencia en la sociedad eran infinitas. Si estaban casadas, la inmensa mayoría dejaban de trabajar y se quedaban al cuidado de la casa, con lo que su vida laboral terminaba, para siempre. El divorcio no existía, de manera que para bien o para mal, “lo que Dios ha unido bajo un yugo que ningún hombre lo separe” y así no había más remedio que aguantar mecha. Con el paso de los años, las mujeres han ido ganando ¡por fin! más independencia y libertad en todos los campos de la vida, de manera que, para algo tan simple como divertirse ya no deben pedir permiso a su marido, pueden elegir libremente como, cuando y con quien salen. Esto tan simple, como la indepencia de la mujer, pienso, ha ocasionado sentimientos de minusvalía en algunos miembros del sexo fuerte,🙂 ,🙂 y han visto amenazado su mandato y autoridad, por lo que a la vista está, si la inteligencia y la razón no valen, usaremos, como en el tiempo de la cavernas, el garrote. Como dirían los italianos: Peccato!

El caso es, a mi parecer, que no basta con campañas, lazos, concentraciones y demás manifestaciones externas. Hay que educar al género humano para la convivencia, para la toleracia, para el aceptar el modo de ser y pensar del otro. Sólo cuando veamos a nuestro semejante, en este caso la pareja, igual a nosotros, con idénticos deseos y anhelos, alegrías y penas, ganas de vivir, podremos erradicar la violencia, solo entonces.

Por eso, por convicción, ese lazo morado, lo llevaré en el alma, cada día hasta que no se vuelva a oír que una mujer a muerto a manos de su pareja. A todas ellas, a las que no están, a las que sufren y a las que, tristemente, sufriran van dedicadas esta palabras de Sor Juana Inés de la Cruz.

Hombres necios que acusáis
a la mujer, sin razón,
sin ver que sois la ocasión
de lo mismo que culpáis;

si con ansia sin igual
solicitáis su desdén,
por qué queréis que obren bien
si las incitáis al mal?

Combatís su resistencia
y luego, con gravedad,
decís que fue liviandad
lo que hizo la diligencia.

Parecer quiere el denuedo
de vuestro parecer loco,
al niño que pone el coco
y luego le tiene miedo.

Queréis, con presunción necia,
hallar a la que buscáis
para prentendida, Thais,
y en la posesión, Lucrecia.

¿Qué humor puede ser más raro
que el que, falto de consejo,
él mismo empaña el espejo
y siente que no esté claro?

Con el favor y el desdén
tenéis condición igual,
quejándoos, si os tratan mal,
burlándoos, si os quieren bien.

Opinión, ninguna gana,
pues la que más se recata,
si no os admite, es ingrata,
y si os admite, es liviana.

Siempre tan necios andáis
que, con desigual nivel,
a una culpáis por cruel
y a otra por fácil culpáis.

¿Pues como ha de estar templada
la que vuestro amor pretende?,
¿si la que es ingrata ofende,
y la que es fácil enfada?

Mas, entre el enfado y la pena
que vuestro gusto refiere,
bien haya la que no os quiere
y quejaos en hora buena.

Dan vuestras amantes penas
a sus libertades alas,
y después de hacerlas malas
las queréis hallar muy buenas.

¿Cuál mayor culpa ha tenido
en una pasión errada:
la que cae de rogada,
o el que ruega de caído?

¿O cuál es de más culpar,
aunque cualquiera mal haga;
la que peca por la paga
o el que paga por pecar?

¿Pues, para qué os espantáis
de la culpa que tenéis?
Queredlas cual las hacéis
o hacedlas cual las buscáis.

Dejad de solicitar,
y después, con más razón,
acusaréis la afición
de la que os fuere a rogar.

Bien con muchas armas fundo
que lidia vuestra arrogancia,
pues en promesa e instancia
juntáis diablo, carne y mundo.



 

Entry filed under: denuncia, emociones, Indignación. Tags: .

¡Desde Polonia qué gran voz! ¿Qué harás el 22 diciembre?

2 comentarios Add your own

  • 1. IxcheL  |  noviembre 26, 2006 a las 4:00 am

    Hijoles es que depende de uno como mujer no dejarse, y lo sé porque conocí un infeliz disculpa que me exprese así de él pero no hay otra forma. Intento pegarme, salí huyendo algo de lo que no me enorgullezco, pero salí lo mejor librada sólo unos golpes en el brazo y hasta ahí y no sólo te torturan físicamente, también psicológicamente. Lo más irónico, es psicólogo, já creo que está más enfermo que cualquiera que lo consulte, espero de verdad espero que esto disminuya porque no es fácil, te crea una paranoia, meses de no querer salir sola, porque penaba que me seguiría te deja daño, secuelas, hoy gracias a lo que quieras lo supere pero no es fácil.

    Saludos.

    Responder
  • 2. sombraschinescas  |  noviembre 26, 2006 a las 8:45 am

    ¡No sabes cuanto me alegro que esa triste historia forme parte de un pasado aunque doloroso, pasado. Ciertamente hay tipejos de esa clase circunlando por esos mundos de Dios. Esperemos que pronto y juntos podamos acabar con esta lacra que nos molesta y ofende a quienes queremos lo mejor para todos el mundo.
    Un fuerte beso.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


noviembre 2006
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Comentarios recientes

emilio on La Rambla del Poblenou
Agustí on La Rambla del Poblenou
Ramon on La Rambla del Poblenou
Neus Cabanes Masip on Sant Andreu del Palomar
Eduard Martinez Albu… on Sant Andreu del Palomar

Blog Stats

  • 420,039 hits

Nos leen desde…

Feeds


A %d blogueros les gusta esto: