Un poco de miel para endulzar la vida

diciembre 27, 2006 at 2:57 pm 4 comentarios

Algo tendrá la miel para que la humanidad la haya consumido desde hace miles de años. Para descubrir las razones basta con tomarse una cucharada. Pero que sea de buena calidad.

 

En Madrid existe un rincón que trata de dejar el pabellón bien alto y podría ser la gran colmena de la capital: La Moderna Apicultura (Doctor Esquerdo, 47). Nació en 1919 y fue fábrica real de miel de Alfonso XIII. Casi 90 años después, Aurora Jiménez impulsa las delicias de este producto.

apicultura.jpg

Producto escogido
“Sólo trabajamos con cuatro proveedores: de Lleida, Andalucía, Cuenca y Guadalajara”, explica. Rastrean la zona en busca de las mejores cosechas y las traen a Madrid en exclusiva. “Nunca pido precio sino excelencia”, asegura.

 

Una vez en la tienda, la apicultora la envasa y etiqueta. Ofrecen variedades tan soprendentes como miel de trébol, de tilo, de algarroba de alfalfa, aguacate o níspero. Cada una con sus propiedades, aroma y sabor diferentes.

 

La clave está en un proceso artesanal lleno de mimo. Es esencial no recalentar nunca la miel para volverla líquida. “Jamás pasa de 40 grados”. Por eso vuelve a cristalizar, signo inequívoco de buena conservación. “Si no, la miel se quema y licua pero entonces ya no es miel, se convierte en un jarabe”.

 

El local se ha especializado en los productos de la colmena de abejas. Jalea real, polen, propóleo y miel. Pero, además, hay cosmética con miel, vinagre de miel o utensilios para manejarla y elaborarla.

 

EL APUNTE: Una tienda que forma parte del patrimonio
La fachada de la tienda La Moderna Apicultura se conserva casi intacta desde 1919. Obra de Secundino Zuazo, la entrada al local está considerada patrimonio artístico y cuenta con la mayor protección. Aunque se hiciera un bloque de pisos, la fachada tendría que conservarse.

VENTAJAS DE LOS DERIVADOS DE LA COLMENA:

  • De la colmena: Cuatro productos salen directamente de la colmena: la miel, la jalea real, el polen y el propóleo.
  • Cera para dar luz: La cera con la que las abejas crean los panales sirve para fabricar atractivas velas.
  • Envasado. El proceso artesanal de la miel dura hasta que pasa de los bidones al tarro.
  • Para el cabello. La miel forma parte esencial de una receta de champú utilizada para tratar la caspa.
  • Píldoras dulces. Una manera rápida y muy cómoda de darse un capricho de miel: los caramelos.
  • Gran variedad. Las mieles de diferentes flores aportan sabores, aromas y tonos muy

Aparecido en ADN-Madrid el 26 de diciembre de 2006

No cabe la menor duda que la fachada de este establecimiento es una auténtica maravilla, obra de Secundino Suazo:

(Madrid, 1887 – 1970) Arquitecto español. Estudió arquitectura en la Escuela de su ciudad natal. Tras terminar la carrera trabajó junto al arquitecto, también madrileño, Antonio Palacios, que le lleva a sustituir una arquitectura entendida desde el ornato por una mayor simplicidad y sinceridad en el proyecto; colabora en diversas obras, como: la casa del propio Palacios o el Banco de la Plata, convertido hoy en el Banco Central de Madrid, de principios de siglo. Más adelante, y motivado por problemas de tipo laboral, abandona dicha colaboración.

 

Como arquitecto independiente destacan, entre su amplia producción, el desaparecido frontón de Recoletos -que realizó junto al ingeniero Torrojas- o el conjunto de los Nuevos Ministerios, ambos en Madrid. Son meritorios también sus proyectos urbanísticos: el Plan de Extensión de Madrid, ganador del concurso de 1929, que realiza junto al alemán Jansen; el Plan de Accesos y Extrarradios de Madrid, en el que participa junto a Indalecio Prieto, lo que le lleva tras la Guerra Civil a ser inhabilitado para el desempeño de cualquier cargo y exiliarse a Canarias; o el Plan Comarcal de 1934.

 

De toda su actividad arquitectónica la más aplaudida quizá sea la casa de las Flores, en Madrid (1930-32), que junto a la realizada por el catalán Francesc Folguera, la casa de San Jorge (1929-31), se convierte en una de las obras más importantes realizadas por arquitectos españoles en lo que va de siglo. En este edificio rompe con su trayectoria anterior, caracterizada por un estilo algo más convencional, para mantener en sus obras posteriores una línea más renovadora, aunque sin alcanzar el nivel de la primera, como en las madrileñas Torres de Cea Bermúdez (1955).

 

Sorprende que, a pesar de practicar una arquitectura tan alejada de los ideales de la vanguardia, se convirtiera en verdadero guía de la arquitectura madrileña de los años 1920 y 1970, y en general en una de las figuras del panorama arquitectónico español más significativa del siglo XX, definido por los más jóvenes, tanto de 1925 como de 1950, como maestro de un período histórico.

 

Es cierto que la actividad de Zuazo discurre por caminos alejados de los debates y polémicas, mantenidos por los CIAM o sus homólogos españoles del GATEPAC, sobre el problema de la modernidad; su interés y empeño se centran en el estudio de la historia propia -el alcance del clasicismo en la arquitectura española- que refleja en sus estudios sobre El Escorial. Es desde sus reflexiones sobre el Monasterio -joya del clasicismo español- cómo se deben entender las ideas y trayectoria de Zuazo.

 

Zuazo se aproxima al estudio de la historia, y por lo tanto a El Escorial, desde supuestos prácticos, desde lo que el entiende por “lo real”. Aparece mucho más preocupado por aprender cómo se solucionan los problemas planteados, que por la apariencia estilística del conjunto. Desea aprehender soluciones a problemas del pasado para poder aplicarlos a problemas del presente. De esta manera el edificio es analizado desde la obra y no desde sus circunstancias. No le interesan las cuestiones de estilo, sino por el contrario las constructivas y dimensionales, y en general las soluciones especificas dadas a cada problema.

 

Zuazo comprende que la referencia a la historia no debe estar ligada a imágenes confusas, distorsionadas por elementos pertenecientes a un repertorio pasado, y sí a los materiales, tradición y estudio de los individuos, arquitectos enfrentados a problemas concretos, capaces de marcar un hito en la historia. De esta forma devuelve el mérito olvidado de arquitectos españoles de la talla de Herrera o Villanueva, y el valor de obras como El Escorial, ejemplo vivo del clasicismo. Su particular estudio se centra no en un período o estilo, sino en un arquitecto excepcional o edificio importante, es decir, en el saber arquitectónico.

 

Son tres conceptos los que se repiten en su producción y con los que intenta hacer frente al estudio de la arquitectura: la idea de “lo real”, como sinónimo de práctico; la búsqueda de “la verdad arquitectónica”, como obligada disciplina del arquitecto; y por último el de “lo clásico”, como la arquitectura a partir de la cual es posible razonar sobre el “cómo” del hecho arquitectónico.

Entry filed under: Madrid, Monumentos. Tags: .

FELIZ NAVIDAD Salvemos al Oso Polar

4 comentarios Add your own

  • 1. eldoctorhache  |  diciembre 27, 2006 a las 5:34 pm

    Siempre me gustó, desde pequeño, y me llamó la atención esa hermosa y decorativa fachada, que parece más barcelonesa y “noucentista” que madrileña. Y de Zuazo es también el hermoso Palacio de la Música en la Gran Vía de Madrid, que es de esperar siga cumpliendo su cometido artístico y no se transforme, como parece ser la intención de los dueños con la connivencia de la Administración, en centro comercial.

    Responder
  • 2. IxcheL  |  diciembre 29, 2006 a las 7:26 am

    Deseo que este cierre de año sea el mejor y que este nuevo año el ciclo que inicia se de la paz espiritual para lograr tus propósitos.

    Un abrazo feliz año.

    Responder
  • 3. Yolanda  |  diciembre 29, 2006 a las 7:54 am

    La miel está presente en mi taza de café con leche de cada mañana, ahora mismo hay una entre mis manos!!!
    Feliz fin de año Javi y mis mejores deseos para que el nuevo año haga realidad tus sueños.
    Besos

    Responder
  • 4. sombraschinescas  |  diciembre 29, 2006 a las 2:23 pm

    Yolanda, la verdad, yo leche con miel, no. Pero, ayer mismo, una taza de agua caliente con limón y miel -de brezo- para aliviar la garganta, me la tomé tan ricamente.
    También a ti ¡Feliz Ano! y ojalá tus deseos hagan realidad mis sueños.Besotes.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


diciembre 2006
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Comentarios recientes

emilio on La Rambla del Poblenou
Agustí on La Rambla del Poblenou
Ramon on La Rambla del Poblenou
Neus Cabanes Masip on Sant Andreu del Palomar
Eduard Martinez Albu… on Sant Andreu del Palomar

Blog Stats

  • 420,039 hits

Nos leen desde…

Feeds


A %d blogueros les gusta esto: